La Colocación Familiar como una modalidad en familia sustituta

Antes de entrar en el análisis de la Colocación Familiar, es necesario definir en qué consiste esta medida de protección. La Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNNA), señala en su artículo 125 que las medidas de protección se dictan para casos de violación de derechos a niños, niñas y adolescentes (NNA), considerados individualmente, como por ejemplo  cuando un infante es víctima de algún maltrato, es abandonado por sus padres, o sancionado en su institución educativa,  entre otras.

 

Una vez comprobada la amenaza o violación de los derechos y garantías de los NNA, la autoridad competente debe aplicar la medida de protección según sea el caso, de conformidad con el artículo 126 ejusdem.

 

El artículo 394 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes define lo que se debe entender por familia sustituta, en los siguientes términos:

 

“Se entiende por familia sustituta aquella que, no siendo la familia de origen, acoge, por decisión judicial, a un niño, niña o adolescente privado permanentemente o temporalmente de su medio familiar, ya sea por carecer de padre y de madre, o por que éstos se encuentran afectados en la titularidad de la patria potestad o en el ejercicio de la Responsabilidad de Crianza.

La familia sustituta puede estar conformada por una o más personas y comprende las modalidades de: colocación familiar o en entidad de atención, la Tutela y la adopción”.(resaltado propio).

 

En consecuencia la Colocación Familiar es una Medida de protección, que se dicta para proteger los derechos y garantías de los Niños, Niñas y Adolescentes, a fin de sustituir la responsabilidad de crianza de manera temporal, en personas distintas al padre o madre, siempre en búsqueda de restablecer la misma en su familia de origen.

 

AUTORIDAD COMPETENTE PARA DICTAR LA MEDIDA DE COLOCACION FAMILIAR

 

La Colocación Familiar, conjuntamente con la Adopción, son las únicas medidas de protección dictadas exclusivamente por los Tribunales de Protección, por lo que  los Consejos de Protección no tienen esa atribución.

 

ELEMENTOS QUE EL JUEZ DEBE TOMAR EN CUENTA PARA DICTAR LA MEDIDA DE PROTECCION DE COLOCACION FAMILIAR

 

El artículo 395 de la LOPNNA consagra los principios fundamentales que el juez debe tener en cuenta al momento de decidir sobre la modalidad de familia sustituta, los cuales son:

 

  • Oír al niño o adolescente, así como su consentimiento si tiene doce años o más.
  • La conveniencia de que existan vínculos de parentesco por consanguinidad o por afinidad entre el niño, niña o adolescente y quienes pueden conformar la familia sustituta.
  • La responsabilidad de quien resulte escogido para desempeñarse como familia sustituta, es personal e intransferible.
  • La opinión del equipo multidisciplinario (informe técnico integral elaborado por psicólogos, trabajadores sociales, abogados y otros).
  • La carencia de recursos económicos no es motivo para descalificar.

 

Es necesario destacar, que el artículo 75 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los artículos 395 y 399 de la LOPNNA, estipulan la importancia de que existan vínculos de parentesco, sea por consanguinidad o por afinidad, para determinar la modalidad de colocación familiar.

 

Aunado a ello, la persona a quien se le va a otorgar la responsabilidad del NNA debe tener las condiciones que hagan posible la protección física del niño, niña o adolescente y su desarrollo moral, educativo y social.

 

ATRIBUCIONES LEGALES QUE OTORGA LA MEDIDA JUDICIAL DE COLOCACION FAMILIAR

 

El efecto legal de la colocación familiar es la de otorgar la Responsabilidad de Crianza de un niño, niña o adolescente, de manera temporal y mientras se determina una modalidad de protección permanente.

 

La Responsabilidad de Crianza comprende conforme al artículo 358 eiusdem, el deber y el derecho compartido, igual e irrenunciable del padre y de la madre de amar, criar, formar, educar, custodiar, vigilar, mantener y asistir material, moral y afectivamente a sus hijos e hijas, así como la facultad de aplicar correctivos adecuados que no vulneren su dignidad, derechos, garantías o desarrollo integral.

 

En consecuencia, se le otorgan los atributos de la responsabilidad de crianza y con ellos la facultad de poder representarlo en cualquier escenario y ante cualquier autoridad en que sea necesario hacerlo.

 

Asimismo, se mantienen los demás derechos y obligaciones inherentes a la patria potestad de la madre y el padre del NNA, tales como el régimen de convivencia familiar y la obligación de manutención.

 

LA MEDIDA OTORGADA DE COLOCACION FAMILIAR  Y LA  AUTORIZACION   PARA VIAJAR AL EXTERIOR CON LA NIÑA, EL NIÑO Y/O ADOLESCENTE.

 

Quien tenga bajo su responsabilidad a un Niño, Niña o Adolescente en la modalidad de Colocación Familiar, y desea realizar un viaje al exterior, deberá tramitar una Autorización de viaje ante el Tribunal competente, argumentando la necesidad del viaje. Por otra parte la familia sustituta sólo podrá residir en el extranjero cuando se trate de adopción o cuando se trate de parientes del niño, niña o adolescente.

 

COLOCACION FAMILIAR POR ENTREGA DIRECTA DE LOS PADRES A TERCEROS

 

EL artículo 400 de la LOPNNA establece la entrega por los padres o madres a un tercero, en los siguientes términos:

 

“Cuando un niño, niña o adolescente ha sido entregado o entregada para su crianza por su padre o su madre, o por ambos, a un tercero apto o apta para ejercer la Responsabilidad de Crianza, el juez o jueza, previo el informe respectivo, considerará ésta como la primera opción para el otorgamiento de la colocación familiar de ese niño, niña o adolescente.

 

Este articulo es el fundamento legal, para el supuesto que se ha venido presentado, dentro del proceso migratorio;  por lo que en aquellos casos en donde uno de los padres, o ambos,  decidan irse del país, dejando a su hijo con un abuelo, tío, hermano u otro miembro del grupo familiar o inclusive a un tercero, debe tramitar el procedimiento de Colocación Familiar ante los Tribunales de Protección de Niños, Niñas y Adolescente en la jurisdicción donde resida el infante en cuestión.

 

Actualmente existe un desconocimiento en esta materia, y la conducta es de realizar poderes en donde se faculte a esos terceros a representar y realizar distintos tramites con relación a ese NNA, lo cual es ilícito pues los deberes inherentes a la Patria Potestad son indelegables e intransferibles.

 

En la Colocación Familiar, no importa si los progenitores están de acuerdo en el otorgamiento de la misma, de acuerdo al artículo 177 Parágrafo Primero de la LOPNNA, este asunto siempre será de naturaleza contenciosa, por lo que necesariamente debe terminar en una Audiencia de Juicio y no en una de mediación.

 

POSIBILIDAD DE TRAMITAR UNA MEDIDA PROVISIONAL DE COLOCACION FAMILIAR EN EL TRANSCURSO DE SU PROCESO

 

Dentro del trámite de una Medida de Colocación Familiar, resulta necesario  que se solicite el otorgamiento de una medida cautelar mientras dure el proceso, ya que la responsabilidad de crianza de ese NNA no puede quedar en el limbo, esta medida sin duda será otorgada siempre y cuando se cumpla con todos los requisitos socio legales necesarios.

 

La Colocación Familiar puede ser la solución a situaciones que se presentan en el actual contexto socio familiar venezolano, que afectan o inciden en la vida de la niñez y la adolescencia, en pro de su protección y mejor desenvolvimiento personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *