Delitos de violencia contra la mujer

Son aquellos hechos violentos ejercidos contra las mujeres por el solo hecho de serlo, que la agreden y descalifican sistemáticamente, tanto a sus intereses, como a sus actividades y opiniones. Por mandato constitucional, el Estado está obligado a brindar protección frente a situaciones que constituyan amenazas y/o efectivas agresiones a los derechos de la mujeres en su condición de tal, previniendo, sancionando y erradicando los hechos que los configuran, y consagrando los derechos que asisten a las mujeres para ello.

Tales derechos se encuentran amparados en LA LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, dando respuesta a la lucha históricamente ejercida por las mujeres, para garantizar por parte del Estado, el goce y ejercicio irrenunciable e interdependiente de sus derechos humanos, así como su derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad, sin ningún tipo de limitaciones, estableciéndose como hechos punibles, todas las acciones y manifestaciones de la violencia posibles, tanto en el ámbito intrafamiliar como fuera del mismo.

Diversas Manifestaciones de la Violencia contra la Mujer

Tradicionalmente cuando se habla de este tipo violencia contra las mujeres, tendemos a encuadrarlos dentro de hechos referidos a cualquier tipo de daño físico, psicológico o emocional. No obstante, la mayoría de las legislaciones ya han ampliado su rango de protección hacia las mujeres y recoge todos los tipos de violencia posibles, reconociendo que las mismas son tácticas de control, con el objetivo de mantener y reproducir el poder patriarcal sobre ellas, para subyugarlas y descalificarlas, y ante ese poder, se les niegue el goce, disfrute y ejercicio de sus derechos; razón por la cual el Estado debe erigirse como garante de los mismos.

Por tal razón, LA LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, ha dado paso a nuevas definiciones como la violencia Institucional, mediática y laboral, entre otras, que afectan a las mujeres en diferentes espacios de su desempeño social, con el objetivo de crear conciencia sobre el grave problema que constituye para la sociedad que se vulneren los derechos humanos de su población femenina.

Se plasma en la ley, una visión más amplia de la violencia, basada en el género, que son conductas que afectan o lesionan el libre desarrollo de la mujer y que tradicionalmente se han aceptado, hasta por la misma víctima, o se ignoran cuando realmente constituyen violación a sus derechos humanos.

Así, esta Ley tipifica como delitos la violencia psicológica, el acoso u hostigamiento, amenazas, violencia física, violencia Sexual, actos lascivos, prostitución forzada, esclavitud sexual, acoso sexual, violencia laboral, violencia patrimonial y económica, Violencia obstétrica, esterilización forzada, delito de ofensa pública por razones de género, violencia institucional, delito de tráfico de mujeres, niñas y adolescentes, delito de trata de mujeres, niñas y adolescentes, el Femicidio, la inducción al suicidio. Entre ellos, podemos resaltar, sin que los otros sean menos importantes y dañosos:

Violencia psicológica

Es un tipo genérico de violencia contra la mujer, que consiste en aquellos actos capaces de atentar contra la estabilidad emocional y psíquica de la víctima.

Delitos de Acoso u Hostigamiento o Amenaza

Constituyen acciones de carácter concreto y directo que comportan una lesión del derecho de la víctima a actuar y decidir con libertad, pudiendo ser casos cotidianos pero no menos dañosos (amenazas y situaciones límites producto de acciones de acoso, coacción, chantajes, ofensa a la víctima), siendo imperioso atender tales conductas dañosas a fin de evitar daños mayores.
Representada toda conducta abusiva y especialmente los comportamientos, palabras, actos, gestos, escritos o mensajes electrónicos, dirigidas a perseguir, intimidar, chantajear, apremiar, importunar y vigilar a una mujer que pueda atentar contra su estabilidad emocional, dignidad, prestigio, integridad física o psíquica, o que puedan poner en peligro su empleo, promoción, reconocimiento en el lugar de trabajo o fuera de él.

Violencia Laboral

Es todo acto de discriminación hacia la mujer en los centros de trabajo, públicos o privados mediante el establecimiento de requisitos referidos a sexo, edad, apariencia física, estado civil, condición de madre o no, sometimiento a exámenes de laboratorio o de otra índole para descartar estado de embarazo, que obstaculicen su acceso al empleo, ascenso o estabilidad en el mismo. Constituye también discriminación de género en el ámbito laboral el quebrantar el derecho de igual salario por igual trabajo.

Violencia patrimonial y Económica

Es toda conducta activa u omisiva que directa o indirectamente, en los ámbitos público y/o privado, esté dirigida a ocasionar un daño a los bienes muebles o inmuebles en menoscabo del patrimonio de las mujeres víctimas de violencia o a los bienes comunes, así como la perturbación a la posesión o a la propiedad de los mismos, Igualmente, la sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades, así como ejercer en su contra, limitaciones económicas encaminadas a controlar sus ingresos, o la privación de los medios económicos indispensables para vivir.

Violencia Obstétrica

Se considerarán actos constitutivos de violencia obstétrica los ejecutados por el personal de salud, consistentes en no atender oportuna y eficazmente las emergencias obstétricas, obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre, sin causa médica justificada, alterar el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el uso de técnicas de aceleración, sin consentimiento de la mujer.

Violencia Mediática

Es la exposición de la mujer, niña o adolescente, a través de cualquier medio de difusión, que de manera directa o indirecta explote, discrimine, deshonre, humille o que atente contra su dignidad con fines económicos, sociales o de dominación.

Violencia Institucional

Son aquellas acciones u omisiones que realizan las autoridades, funcionarios y personal pertenecientes a cualquier órgano o Institución pública, que tengan como fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan los derechos previstos en la ley especial.

Estos son actos que podrían pasar desapercibidos por la sociedad y por las mismas mujeres, siendo que son actos tipificados como delitos y son de igual gravedad que los delitos de violencia física, psicológica, el tráfico de mujeres, los delitos de naturaleza sexual, el feminicidio.

Lo importante, es lograr la educación de la población para frenar la «normalización» de estas conductas que son formas de violencia contra las mujeres y que están sancionadas como delitos en la ley especial y que deben ser denunciados por ante la Fiscalía del Ministerio Público, que cuenta con Fiscalía especializadas para los actos tipificados por esta ley, o bien cualquier otro ente con competencia para recibir denuncias para que sean investigados por dicha Fiscalías especiales, y conocidos por los tribunales con competencia en materia de violencia contra la mujer, a fin de determinar si existe la comisión de alguno de los delitos previstos en esta ley y se imponga la pena correspondiente.

No permitas ser víctima de ninguna de ellas. Infórmate, protégete, y haz valer tus derechos.

 

Por ASLEG Abogados¸
Abog. Gisela León López

 

 

 

 

Deja un comentario