Divorcio por desafecto e incompatibilidad de caracteres en Venezuela | ASLEG Abogados
divorcio por desafecto e incompatibilidad de caracteres en venezuela

Divorcio por desafecto e incompatibilidad de caracteres en Venezuela

Mediante criterio vinculante de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, se determinó que las causales de divorcio contenidas en el artículo 185 del Código Civil, no son las únicas por las cuales se puede solicitar el divorcio en Venezuela, sino que además de las causales previstas en dicho artículo, se podrá solicitar incluso unilateralmente, por cualquier otra situación que el cónyuge estime que impida la continuación de la vida en común, incluido el desafecto (o falta de amor), incompatibilidad de caracteres, o ruptura prolongada de la vida en común.

En efecto, la Sala estableció su criterio desestimando el carácter taxativo de las causales de divorcio referidas en dicha norma, e incluyó cualquier otro motivo, como la #incompatibilidad de caracteres y el #desafecto o #desamor. Igualmente, determinó que el procedimiento de divorcio por #separación de hecho tiene efecto de cosa juzgada, sin que exista la posibilidad de obligar a los cónyuges a mantener el vínculo, pues ello implicaría violación al derecho constitucional al #libre desenvolvimiento de la personalidad.

Este novedoso criterio, es el contenido en la Sentencia Nº 446/2014 de la Sala Constitucional, que estableció:

 “(omissis)… ahora bien, vista las anteriores consideraciones realizadas en torno a la institución del divorcio, analizada e interpretada, en aplicación directa e inmediata de los derechos fundamentales al libre desarrollo de la personalidad y la tutela judicial efectiva, previstos en los artículos 20 y 26, respectivamente, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esta Sala Constitucional realiza una interpretación constitucional del artículo 185 del Código Civil, y declara, con carácter vinculante, que las causales de divorcio contenidas en el artículo 185 del Código Civil no son taxativas, por lo cual cualquiera de los cónyuges podrá demandar el divorcio por las causales previstas en dicho artículo o por cualquier otra situación que estime impida la continuación de la vida en común, en los términos señalados en la sentencia N° 446/2014, ampliamente citada en este fallo; incluyéndose el mutuo consentimiento.”

La Sala de Casación Civil del referido Tribunal de Justicia venezolano, acogió estos mismos criterios doctrinales y jurisprudenciales, al considerar que no puede darse la posibilidad que una persona permanezca casada, si ha manifestado ante un Tribunal de la República una ruptura matrimonial de hecho por cualquier causa, incluido el desamor, la incompatibilidad de caracteres, o la ruptura prolongada de la vida en común; pues ello atentaría contra los derechos constitucionales el libre desenvolvimiento de la personalidad, la de adquirir un estado civil distinto, el de constituir legalmente una familia, y otros derechos sociales que son intrínsecos a la persona.

Por lo que se concluyó que cualquiera de los cónyuges que así lo desee, podrá demandar el divorcio por las causales previstas en el artículo 185 del Código Civil, o por cualquier otro motivo como los señalados, no estando obligado a mantener el vínculo jurídico del matrimonio cuando ya no lo desee.

 

El Procedimiento

En estos casos, el procedimiento de divorcio no requiere de un contradictorio o demanda, ya que es suficiente el deseo de no seguir en matrimonio por parte del cónyuge solicitante para que sea decretado, con fundamento a los derechos constitucionales y las sentencias vinculantes señaladas, pues se determinó “que el libre desarrollo de la personalidad como parte del derecho a la libertad, definen un espacio de autonomía individual, de inmunidad, frente al poder estatal, cuya interdicción sólo procede bajo causas específicas.”

En consecuencia, aunque siguen vigentes, ya no será necesario demandar por las causales taxativas señaladas en el artículo 185 del Código Civil, que implica un proceso larguísimo, que tiene doble instancia y hasta recurso de casación (a menos que llegaran a un acuerdo), pues cuando la causal de divorcio verse sobre el desamor, el  desafecto o la incompatibilidad de caracteres, el procedimiento a seguir será el de la jurisdicción voluntaria establecido en los artículos del 895 al 902 del Código de Procedimiento Civil, ordenando la citación del otro cónyuge y del Fiscal del Ministerio Público, dado que una vez expresada en los términos descritos la voluntad de disolver la unión matrimonial “…debe tener como efecto la disolución del vínculo…” (sentencia 1070/2016 de la Sala Constitucional); razón por la cual fue suprimido de este procedimiento la articulación probatoria, ya que tal manifestación no puede depender de la valoración subjetiva que haga el Juez de la razón del solicitante.

Por último, ratifica la Sala que el fin que deben perseguir los tribunales, es producir como jueces naturales conforme lo dispone el artículo 49 de la Carta Política, una decisión que entienda el divorcio como una solución al conflicto marital surgido entre los cónyuges, con el propósito de la protección familiar y de aligerar la carga emocional de la misma.

Por ASLEG Abogados,

 Abog. Rosana Andrea Bielinis Spada

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: