Inquisición de paternidad en la legislación venezolana | ASLEG Abogados
blog asleg paternidad

Inquisición de paternidad en la legislación venezolana

De todas las relaciones de parentesco, indudablemente la más importante es la que vincula a una persona con sus ascendientes (padres, abuelos) o descendientes (hijos, nietos). Esta relación en su sentido amplio constituye la filiación pero, en un sentido más restringido, se considera filiación a la relación parental entre los padres y los hijos y que se le denomina relación paterno-filial; este vínculo o lazo visto del lado del hijo se llama filiación y, visto del lado de los padres se llama paternidad o maternidad.

Los deberes y derechos correspondientes a la filiación no se generan si ésta no está legalmente probada, es decir, nadie puede alegar a su favor los efectos derivados de la filiación que pretenda respecto a determinada o determinadas personas si no lo ha probado fehacientemente por cualquier medio idóneo reconocido por el Derecho.

¿Cómo se demuestra la filiación?

La filiación depende esencialmente de su prueba y esta prueba dependerá de si se trata de probar la maternidad o la paternidad.

La prueba de la maternidad es directa, es decir, es inmediata y apta por si misma para acreditar el hecho. Para probar quien es la madre, se debe acreditar el nacimiento, mediante el acta de declaración de nacimiento, inscrita en los libros de Registro Civil, con identificación de la madre. Y en defecto de la partida de nacimiento, son también pruebas de filiación materna: La declaración que hiciera la madre, o después de su muerte sus ascendiente y la posesión de estado del hijo.

Y en cuanto a la prueba de la paternidad, ésta va a depender de si se trata de un hijo nacido dentro del matrimonio o fuera de éste.

Cuando el hijo ha nacido dentro del matrimonio existe una presunción de que el cónyuge de la madre, se tendrá como su padre e incluso si naciera dentro de los 300 días posteriores a la disolución o anulación, lo cual podrá ser desvirtuado, mediante la acción de impugnación de paternidad.

Ahora bien, con respecto a una persona nacida de padres no unidos en matrimonio, la filiación se establece con respecto a la madre de manera directa, como se indicó anteriormente y en el caso de la paternidad, ésta se establece legalmente por declaración voluntaria del padre, o después de su muerte por sus ascendientes. Es necesario entonces la manifestación expresa o tácita del progenitor, que es lo que llamamos el reconocimiento voluntario.

Formas de efectuar el reconocimiento voluntario de un hijo o hija

La legislación venezolana permite que el reconocimiento voluntario se efectúe mediante la declaración ante el Registrador Civil, quien inscribirá el acta de Reconocimiento en los libros de nacimientos, o bien mediante acta de matrimonio o unión estable de hecho, en el supuesto de que ambos progenitores lo hagan posteriormente al nacimiento del hijo, por testamento o cualquier acto público o autenticado otorgado al efecto, por declaración incidental en un acto realizado con otro objeto siempre que conste en documento público o autenticado y haya sido hecho de modo claro e inequívoco.

¿Qué solución establece la Ley para el caso en qué no exista reconocimiento voluntario?

Cuando no existe el reconocimiento voluntario, toda persona tiene acción para reclamar judicialmente su filiación paterna o materna, que se conoce como acción de inquisición de paternidad o maternidad. En este oportunidad solo nos vamos a referir a la inquisición de paternidad.

Acción de inquisición de paternidad

Toda persona tiene acción para reclamar judicialmente su filiación cuando no existe reconocimiento voluntario, tal como lo establece el Artículo 226 del Código Civil.

La acción de inquisición de paternidad tiene por objeto lograr una decisión judicial que determine la filiación paterna entre el hijo concebido y nacido fuera de un matrimonio y el pretendido padre, cuando éste último no lo haya reconocido voluntariamente.

La legislación venezolana entonces, ha regulado los casos cuando no se produce el reconocimiento voluntario, estableciendo que debe interponerse acción de inquisición de paternidad que se tramitará por el procedimiento ordinario y en el cual, de comprobarse la paternidad mediante todo género de pruebas, incluidos los exámenes o las experticias hematológicas y heredobiológicas que hayan sido consentidos por el demandado , se produce el reconocimiento forzoso mediante sentencia definitivamente firme.

¿Quiénes pueden intentar la acción de inquisición de paternidad?

Esta acción puede ser intentada, en vida del hijo y mientras sea menor de edad, por:

  • El representante legal o bien por el hijo adolescente de manera personal y directa, ya que el artículo 451 de la Ley la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes le reconoce plena capacidad a los adolescentes para ejercer las acciones dirigida a la defensa de sus derecho e intereses.
  • Puede también ser ejercida por el Ministerio Público, por la Fiscalía especializada en materia de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, si no intentara dicha acción el representante legal: o por los organismos públicos encargado de la protección de Niños, Niñas y Adolescentes.
  • Por el progenitor respecto del cual la filiación esté establecida y por los ascendientes de éste.
  • Y cuando el hijo hubiese contraído matrimonio o alcanzado la mayoría de edad, la acción le corresponde únicamente a él.

Imprescriptibilidad de la acción de inquisición de paternidad

El Código Civil en su artículo 228 establece que la acción de inquisición de paternidad es imprescriptible frente al padre y a la madre, es decir puede intentarse en cualquier tiempo.

Aunque el mencionado artículo señala que la acción con respecto a los herederos de los progenitores debe intentarse dentro de los 5 años siguientes a la muerte del padre o la madre, sin embargo, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia mediante sentencia N° 849 del 08 de julio de 2013 , anuló la parte in fine de este articulo 228, fundamentando su decisión en qué el lapso de 5 años para ejercer la acción de inquisición de paternidad estipulado en el citado artículo 228 del Código Civil, es contrario a los postulados establecidos en el artículo 56 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que éste último no limita el ejercicio de esa acción por el fallecimiento de los progenitores para conocer cuál es la verdadera maternidad o paternidad del interesado.

La Sala, con fundamento en las normas constitucionales aplicables, así como en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) desaplicó por control difuso el artículo 228 del Código Civil, con la aplicación preferente del artículo 56 de la Constitución, que no establece ningún impedimento por el transcurso del tiempo o por el fallecimiento de los progenitores para el ejercicio de los derechos que reconocen: a un nombre propio, al apellido del padre y al de la madre, a conocer su identidad y a investigar la maternidad y a la paternidad.

En consecuencia, la Sala Constitucional ordenó que la norma contenida en el artículo 228 del Código Civil debe leerse de la siguiente manera: “Las acciones de inquisición de la paternidad y la maternidad son imprescriptibles frente al padre, a la madre y a los herederos de éstos”

Acción de inquisición a favor de niños, niñas y adolescentes.

La Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes establece que el Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes es el competente para conocer sobre los asuntos relacionados con la filiación, determinándose la competencia por el territorio en el artículo 453 de dicha Ley, siendo aquél tribunal de la residencia habitual del niño, niña o adolescente para el momento de la presentación de la demanda, en el cual se seguirá el procedimiento ordinario regulado en dicha ley.

Las pruebas heredobiologicas para demostrar la paternidad

En el caso de que el juez o jueza que conozca del proceso haya ordenado la práctica de la prueba heredobiológica y el demandado no haya comparecido sin causa justificada, podrá ordenar la práctica de dicho examen hasta por un máximo de dos ocasiones, siempre y cuando las circunstancias sobrevenidas sean debidamente justificadas y dentro de un plazo razonable.

Los actos de comunicación mediante los cuales el tribunal informe sobre las fechas fijadas para las pruebas heredobiológicas, se efectuarán mediante boleta de notificación, que debe contener la orden de comparecencia y la advertencia que su no asistencia, dará lugar a la presunción prevista en el artículo 210 del Código Civil, el cual establece que la negativa de la persona que se demanda para pretender la filiación padre-hijo a someterse a la prueba heredobiológica se considerará como una presunción en su contra.

Decisión judicial que declara con lugar la acción de inquisición de paternidad

Tramitado el proceso en el que se declare con lugar la acción de inquisición de paternidad solicitada por la parte interesada, una vez haya sido dictada sentencia firme, mediante la cuál quede establecido que el demandado es el padre biológico, se oficiará a la Oficina de Registro Civil en donde hubiese sido inscrito el niño, niño o adolescente, en beneficio de quien recae la sentencia, anexando copia certificada de la sentencia respectiva.

En este Oficio el Tribunal de la causa ordenará expedir nueva Acta de Nacimiento, que sustituirá la que fue levantada con la presentación de la madre, la cual quedará sin efecto y no contendrá explicación alguna del procedimiento, ello de conformidad con el artículo 27 de la Ley para la Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad.

Para todo lo relacionado con la acción de inquisición de paternidad, en ASLEG ABOGADOS te ofrecemos la asesoría de nuestro equipo de Abogados especialistas en materia de familia, niñez y adolescencia para lograr el justo derecho a la identidad como derecho humano de toda persona.

Por AslegAbogados
Abog. Gisela Leon.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: