La Discapacidad y su regulación en Venezuela | ASLEG Abogados

La Discapacidad y su regulación en Venezuela

En fecha 5 de Enero de 2007, fue dictada en Venezuela la Ley Para las Personas con Discapacidad (LPD), publicada en Gaceta Oficial Numero 38.598, que tiene por objeto regular los medios y mecanismos, que garanticen el desarrollo integral de las personas con discapacidad y el disfrute de los derechos humanos, así como lograr la integración a la vida familiar y comunitaria, mediante su participación directa como ciudadanos dotados de plenos de derechos.

 

Definición de Discapacidad

Según esta ley, se entiende por discapacidad la condición compleja del ser humano, constituida por factores biopsicosociales, que evidencia una disminución o supresión temporal o permanente, de alguna de sus capacidades sensoriales, motrices o intelectuales. (Art. 5 LPD)

Esta discapacidad se puede manifestar con anomalías, defectos, pérdidas o dificultades para percibir, desplazarse sin apoyo, ver u oír, comunicarse con otros, o integrarse a las actividades de educación, trabajo, comunidad e incluso en la familia, que limitan el ejercicio de derechos, la participación social y el disfrute de una buena calidad de vida.

Se considera que una persona tiene una discapacidad cuando está presenta, por causas congénitas o adquiridas, alguna disfunción o ausencia de sus capacidades de orden físico, mental, intelectual, sensorial o combinaciones de ellas, ya sea de manera temporal, permanente o intermitente; que implican una desventaja frente a las demás personas o que impiden su participación o integración a la vida social, e incluso a la vida familiar y que además dificultan el ejercicio pleno de sus derechos humanos, en igualdad de condiciones con las demás personas.

 

¿A quienes se reconocen como personas con discapacidad?

Se reconocen como personas con discapacidad a:

-las sordas, las ciegas, las sordociegas.

-las que tienen disfunciones visuales, auditivas, intelectuales y/o motoras de cualquier tipo.

-las que teniente alteraciones de la integración y la capacidad cognoscitiva, -las de baja talla

-las autistas y con cualesquiera combinaciones de algunas de las disfunciones o ausencias mencionadas.

-las que padezcan alguna enfermedad o trastorno discapacitante, científica, técnica y profesionalmente calificadas, de acuerdo con la Clasificación Internacional del Funcionamiento, la Discapacidad y la Salud de la Organización Mundial de la Salud. (Art. 6 LPD)

“La discapacidad no está en las personas que les falta una parte de su cuerpo, está en la mente de muchas que se dicen sanas” – Marithe Lozano.

Derecho al Trabajo de las Personas con Discapacidad

Los órganos y entes de la Administración Pública, así como las empresas públicas privadas o mixtas, deberán incorporar a sus planteles de trabajo, dentro de su nómina total, no menos de un cinco por ciento (5 %) de personas con discapacidad permanente, se como ejecutivos, empleados u obreros. (Art. 28 LPD).

 

Inclusión en el sistema educativo de las personas con discapacidad

Las personas con discapacidad tienen derecho a asistir a un centro educativo para obtener educación, formación o capacitación. La discapacidad no puede ser un impedimento para permitir el ingreso a institutos de educación regular básica, media, diversificada, técnica o superior, formación profesional o en disciplinas o técnicas que capaciten para el trabajo. ( Artículo 16 LPD)

Según el artículo 18 ejusdem, estará a cargo del Estado la regulación de las características y modalidades de la educación que estén dirigidas a las personas con discapacidad, dependiendo de las necesidades individuales, con el propósito de brindar la formación y capacitación necesaria y adecuada a cada caso, a través de instituciones especializadas, con el fin de facilitar la inserción en la escuela regular, hasta el nivel máximo alcanzable en el tipo y grado de discapacidad específica.

En caso de que el tipo de discapacidad no le permita recibir educación básica contarán con servicios apropiados que garanticen su desarrollo y bienestar, incluyendo los brindados en los centros de enseñanza especializada. Y quienes deban permanecer en escuelas especializadas por el grado de su discapacidad intelectual, deberán ser atendidos, independientemente de su edad.

Debemos estar conscientes que no solo es al Estado, sino que nos corresponde a todos los ciudadanos, procurar la integración de las personas con discapacidad dentro de la sociedad, para asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos sus derechos.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: