La Nacionalidad Italiana por vínculo matrimonial

Una de las formas de obtener la ciudadanía italiana, y en consecuencia la europea, es mediante vínculo matrimonial. En efecto, el ciudadano extranjero o apátrida, casado con ciudadano/a italiano/a, puede solicitar la nacionalidad italiana en los siguientes supuestos legales:

 

 

  • Con residencia legal en Italia no menor de 12 meses, en presencia de hijos nacidos de o adoptados por los cónyuges.
  • Después de 24 meses (2 años) de residencia en Italia con el ciudadano italiano (sin hijos comunes).
  • En caso de residencia en el exterior, después de 18 meses en presencia de hijos nacidos de o adoptados por los cónyuges o después de 36 meses contados a partir de la fecha del matrimonio.

 

Para iniciar el proceso de solicitud de la nacionalidad, en cualquiera de éstos supuesto, necesitas:

  • Permiso de residencia o constancia de residencia permanente, en caso de ser ciudadano de la Unión Europea (UE).
  • Pasaporte.
  • Partida de nacimiento expedida por el país de origen.
  • Certificado de antecedentes penales expedido por el país de origen, traducidos al idioma italiano y legalizados por la autoridad consular (o apostillado, si se trata de un estado suscribiente de la Convención de La Haya de 1961).
  • Si el matrimonio fue celebrado en el exterior, acto de transcripción en Italia.
  • Recibo de pago de 250 euros en la cuenta corriente de correo n. 809020 a nombre del Ministerio del Interior DLCI, indicando como motivo “nacionalidad”.
  • Estampilla de 16 euros, salvo que se trate de una solicitud de nacionalidad por matrimonio introducida en el exterior.
  • Título de estudio o certificado de poseer un nivel de conocimiento del idioma italiano no inferior al B1: nuevo requisito introducido por el Decreto de Seguridad en diciembre de 2018. Están exentos los extranjeros con permiso de residencia de larga duración UE o aquellos que hayan suscrito el acuerdo de integración de conformidad con el artículo 4 bis del texto único sobre Inmigración.

 

Las normas del Decreto de Seguridad entraron en vigencia el 5 de octubre de 2018 y establecen nuevas limitaciones para la conclusión del procedimiento:

  • El dominio del idioma italiano para obtener la nacionalidad.
  • Eleva de 24 a 48 meses (4 años) el término dentro del cual tiene que concluirse el proceso de reconocimiento de la nacionalidad por matrimonio o por naturalización. Este nuevo lapso aplica también para las solicitudes introducidas con anterioridad y cuyo procedimiento no hubiese concluido aún. El término tiene que calcularse a partir de la fecha de presentación de la solicitud.
  • El nivel de dominio del idioma italiano no debe ser inferior al B1 del Cuadro Común Europeo de Referencia para los Idiomas (QCER), un sistema de juicio basado en seis niveles, reconocido como el más completo a nivel internacional para evaluar las capacidades lingüísticas de una persona. Entre los niveles reconocidos, el B1 es el considerado intermedio exactamente como exigido por la Ley.

 

Si estás casado con un ciudadano italiano, en ASLEG ABOGADOS contamos con especialistas dentro y fuera de Italia, con amplia experiencia en ésta materia, para asesorarte en la obtención de tu nacionalidad italiana, facilitando el procedimiento y orientando tu solicitud de conformidad con la ley.

 

 

Deja un comentario