¿El plagio es considerado un delito en Venezuela? - ASLEG Abogados

¿El plagio es considerado un delito en Venezuela?

En nuestra legislación, de conformidad con el artículo 5 de la Ley sobre el Derecho de Autor, el autor de una obra goza tanto de derechos patrimoniales como morales y dentro de esos derechos morales, nos encontramos con el derecho de paternidad que le permite exigir el reconocimiento como autor de la obra. Este derecho podría verse afectado, cuando un tercero presente esa obra como propia, usurpando de esta manera la paternidad o el nombre del verdadero autor.

Entonces ¿Qué es el plagio?

Es una usurpación de la autoría de una determinada obra del ingenio ( literaria, artística, científica, etc), mediante la reproducción idéntica o modificada de la misma, atribuyéndose deliberadamente la autoría de dicha obra.

¿Qué derechos podrían verse afectados por el plagio?

Esa usurpación a la que hemos hecho regencia, afecta el derecho de paternidad del autor y por otra parte también podría afectar sus derechos patrimoniales,  al atentar contra la exclusividad que tiene éste sobre la explotación de la obra y al interferir en su derecho de reproducción y distribución de la misma.

Por lo tanto, ambas categoría de derechos, que le son reconocidos al autor de una obra, pueden verse afectados por el plagio.

¿En Venezuela se protege a los autores de obras y a los titulares de derechos de explotación?

En Venezuela, cuenta con  una amplia protección para los autores de obras  y los titulares de derechos de explotación sobre la misma, mediante la regulación de los delitos autorales tipificados en la Ley Sobre el Derecho de Autor, sin embargo, en esa regulación no encontramos ningún delito, que se identifique con el plagio.

¿Es el plagio un delito autónomo en Venezuela?

En la legislación nacional el plagio no puede ser considerado como delito autónomo, ya que al no existir tipificación alguna, no se puede reconocer como delito y no podría ser castigado, ya que según el artículo 49 de la Constitución Nacional, ninguna persona podrá ser sancionada por actos u omisiones que no fueren previstos como delitos, faltas o infracciones en leyes preexistentes.

Ahora bien, la Ley del Derecho de Autor, en su artículo 122, al referirse a los agravantes de las penas para los delitos allí tipificados, hace referencia a “la usurpación de la paternidad”, es decir a lo que se consideraría como plagio.

Por lo tanto, en nuestra legislación el plagio sólo podría considerarse como una agravante de las penas correspondientes a los delitos autorales, tipificados en La Ley del Derecho de Autor, cuando cualquiera de esos delitos se hubiera cometido mediante la usurpación de la paternidad que corresponda a un determinado autor.

Hay que destacar que en este caso, estaríamos en presencia de alguno de los delitos tipificados en la ley, agravados por lo que se conoce como plagio.

Por lo tanto, en Venezuela no podría considerarse el Plagio como delito autónomo, sin violar el principio de legalidad garantizando por la Constitución Nacional ya que no existe ninguna norma que lo tipifique como delito sino solo agravante de las penas correspondientes a los delitos autorales, tipificados en La Ley del Derecho de Autor

Definitivamente resulta necesaria una reforma de la Ley del Derecho autor, donde se tipifique al plagio como delito autónomo, que permita sancionar a aquellas personas que usurpan la paternidad de una obra, atribuyéndose la autoría de la misma, atentando no solo contra sus derechos morales sino también contra sus derechos patrimoniales sobre la obra.

 

Aslegabogados

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.