¿Qué necesito para que mi hijo italiano viaje fuera del territorio de Italia? - ASLEG Abogados
blog viajar fuera de italia

¿Qué necesito para que mi hijo italiano viaje fuera del territorio de Italia?

De acuerdo a su legislación nacional, los ciudadanos de nacionalidad italiana alcanzan la mayoría de edad al cumplir los dieciocho (18) años. Sin embargo, siendo menores de edad, para poder viajar solos, existe un tratamiento legal diferente que depende de su edad. Si tienen una edad comprendida entre los 14 a los 17, ambos inclusive, podrán viajar solos, sin acompañante, y solo necesitarán sus documentos personales y pasaje.


Tratamiento especial necesitarán para ello, los menores de catorce (14) años:
Los menores italianos, hasta cumplir los 14 años, pueden viajar tan sólo con su documento de identidad/pasaporte, sin necesidad de ningún otro trámite, siempre y cuando estén acompañados por uno de los progenitores (o tutores legales). Si estos mismos menores, que todavía no han cumplido 14 años de edad, van a viajar sin estar acompañados por, al menos, uno de los progenitores (o tutores legales), deberán contar con una inscripción especial en el pasaporte italiano o una declaración de acompañamiento.

Los padres que ejercen la patria potestad, o quien ostenta la tutela, deberán presentar una solicitud a la autoridad competente para la expedición del pasaporte que es, normalmente, la "Questura" o Consulado competente por el lugar de residencia del solicitante. Dicha solicitud contiene la indicación del nombre de la persona (o personas), y/o de la Entidad, con quien vaya a viajar
el menor, solicitando que se anote en el pasaporte del menor o que se expida en una declaración por separado.

Para los residentes en la demarcación territorial de la Embajada de Italia en Madrid, la oficina responsable de la recepción de la solicitud a efectos de la inscripción en el pasaporte o la expedición de la certificación de acompañamiento es, únicamente, la Cancillería Consular de Madrid.

Requisitos y documentación necesaria

Para poder realizar el trámite, deberán presentar:

  • Formulario de solicitud de declaración de acompañamiento rellenado y
    firmado
  • Copia del documento de identidad que el menor utilizará para el viaje
  • Copia de los documentos de identidad de los progenitores (o de quién ostente la tutela)
  • Copia de los documentos de identidad de los acompañantes (si son personas físicas)
  • Reserva o billete de viaje (con indicación del itinerario y fechas).

En caso de que uno de los progenitores no sea ciudadano de la UE, su firma puesta en la solicitud deberá compulsarse (certificarse) en las ventanillas de la Cancillería (modalidad presencial y gratuita); en caso de envío por correo, dicha firma deberá estar compulsada (certificada) ante un Cónsul Honorario de Italia o bien ante un notario español. Los eventuales gastos de devolución corren completamente a cargo de los interesados.

La Oficina receptora podrá exigir, en el interés superior del menor, la presencia física de las personas que ejercen la patria potestad.
Todos los menores deberán presentar su propio documento DNI (carta d’ identitá) o pasaporte, además de cumplir con las formalidades del país al que viajen. Si viajan solos y no tienen pasaporte, el DNI (carta d’identitá) deberá ir acompañado de una autorización de los padres o tutores, formalizada en alguna dependencia policial.

Un progenitor puede trasladar a un menor a otro Estado sin el consentimiento del otro progenitor, o incluso en contra de su voluntad, cuando el que lo traslade ejerza la patria potestad en exclusiva sobre el menor, o cuando un órgano jurisdiccional autorice dicho traslado.
Cuando ambos progenitores tengan la patria potestad y ejerzan la custodia compartida del menor, se requerirá el consentimiento de los dos para el traslado del menor a otro Estado.

Si el otro progenitor no consiente el traslado del menor, o si se opone a él, el progenitor que desee trasladar al menor debe solicitar a la autoridad judicial competente un permiso para dicho traslado; esa autoridad puede ser el juez tutelar del lugar de residencia del menor o el órgano jurisdiccional ante el que se halle pendiente un procedimiento en materia de patria potestad.

Para el traslado temporal del menor al extranjero, es necesario verificar el motivo del traslado. Si se trata de unas breves vacaciones, puede considerarse que la cuestión forma parte de la intendencia familiar ordinaria y que no precisa, por lo tanto, de la autorización de ambos progenitores.

Si el traslado temporal obedece a un motivo importante, como un tratamiento médico, procede obtener la autorización de ambos progenitores que ejerzan la  patria potestad. En caso de desacuerdo, la decisión corresponde al juez.

No hay normas de la UE al respecto: cada país de la UE decide si exige que el menor disponga de una autorización oficial de su padre, madre o tutor.

En ASLEG Abogados, podemos asesorarte sobre tan importante información; consúltanos, y uno de nuestros abogados, te orientará al respecto!

Por ASLEG Abogados,
Abog. Danila Guglelmetti

Compartir