¿Cuál es el tesoro de petra, una de las 7 maravillas del mundo? - ASLEG Abogados
tesoro de petra españa asleg abogados

¿Cuál es el tesoro de petra, una de las 7 maravillas del mundo?

A Petra se la conoce como «la ciudad perdida» de los nabateos, ya que fue re- descubierta en el S. XIX. La misma se encuentra en Jordania, en la región montañosa de Edom y, debido al gran cañón que la contiene, fue literalmente enterrada por la arena de los desiertos jordanios. Petra significa «excavada en Piedra» dado que no resulto producto de una construcción sino de 22 km tallados en piedra arenisca rosada. De esta manera, tanto el declive de 5 grados de sus alcantarillas como la ciudad toda, resulta una gran cisterna. Data del s. VIII a.C. y si bien fue levantada por los edomitas, es en el s. VII que llega a su máximo esplendor bajo el dominio nabateo por resultar un enclave estratégico en las tres rutas comerciales de la antigüedad: la de la seda, la de las especias y la de los esclavos.

Si bien nació como ciudad funeraria, su principal función no fue esa. A encontrarse ubicada en el paso intermedio de las caravanas entre Oriente y Occidente, entre Arabia y el Mediterráneo, se convirtió en una ciudad de paso obligado para las caravanas.

La estructura de Petra permite alojar el agua de las escasas lluvias de la región, ya que en este sitio, los ríos son subterráneos y el agua escasa.

Siempre se persiguió después de su re-descubrimiento, el hallazgo del que hablaban los pueblos antiguos. Varios fueron los intentos de la arqueología por encontrar «el tesoro» de Petra, tanto en los monumentos como en su excavación, Se ha pensado en la posibilidad de hallar oro, piedras y metales preciosos.

Luego de varios estudios, y siendo una ciudad que participaba del cobro de «peajes» para albergar hasta 6.000 camellos y el resto de la tripulación de cada caravana, se descubrió con gran sorpresa que el tesoro de Petra era el bien más preciado para estos pueblos nómades:  el agua potable. Sin ella, hubiera resultado imposible el cruce de trayectos tan largos y extensos. De allí que la gran riqueza que poseía esta ciudad, era el almacenamiento, mediante un sistema de canaletas y depósitos de este bien tan necesario e irreemplazable. En 1885 fue declarada por la UNESCO, Patrimonio de la Humanidad.

Petra y espacios declarados Patrimonio de la Humanidad en Jordania 

Calificada como una de las nuevas «siete maravillas del mundo» en el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad histórica de Perta, conocida como la ciudad rosa, por el color de la piedra de este importante enclave arqueológico de Jordania, es uno de los destinos turísticos más visitados en la zona del Golfo Pérsico.

Precisamente por esta enorme afluencia de visitantes y con el fin de proteger el patrimonio cultural, en 1989 se fundó Petra National Trust, formada por organizaciones e instituciones internacionales que desde entonces velan por la seguridad y control de las estructuras de esta antigua ciudad y de sus valles naturales.

Con el fin de adaptarse a los nuevos tiempos en términos de seguridad de bienes y visitantes, una de las últimas decisiones de este grupo ha sido el despliegue de un sistema de videovigilancia que además de garantizar la protección del patrimonio se fusionara con la belleza natural del entorno sin alterarlo.

Sin embargo, los bienes de carácter arqueológico, y en especial las ruinas, resultan especialmente sensibles frente a las situaciones de inestabilidad política pues suelen ofrecer menos valores simbólicos, por lo tanto, un menor aprecio por parte de las comunidades que con ellos conviven  y ante la falta de un adecuado control estatal, su deterioro se acentúa.

Durante los años noventa este conjunto arqueológico había sido propuesto en la Lista del Patrimonio Mundial. Por parte del Comité de Patrimonio Mundial se planteó la necesidad de establecer un cinturón de protección no edificable en torno al conjunto que no estaba incluido en la propuesta pues en aquella época, no existían aun los criterios normalizados a tener en cuenta en la elaboración de los dosieres. Las autoridades jordanas veían gran dificultad para poder establecer esa zona de protección debido a la legislación nacional que obligaría a expropiar los terrenos que formaran ese cinturón. Es así que se crea el Petra Regional Council (PRC), con la pretensión de coordinar todas las acciones conducentes tanto a la salvaguarda del conjunto natural y arqueológico como al deseable desarrollo social y económico de la zona.

Por otro lado, con financiación de la Oficina del Patrimonio Mundial de la UNESCO, se habían realizado una serie de pequeñas obras para intentar solucionar algunos problemas de erosiones en los cauces del wadi Mudhlim y del wadi Mataha.  Estas actuaciones estuvieron motivadas por uno de los problemas más importantes que afectan a Petra: el control de las riadas y la erosión de estas.

Resultaba necesario hacer un estudio completo de toda la cuenca, que arranca desde zonas externas al parque, y actuar con medidas correctoras de los cauces desde las cabeceras de los distintos wadis. En especial, debía tenerse mucho cuidado en no provocar remociones de tierra en el lecho de los wadis o en sus márgenes, pues es en realidad un problema típico de un área con proceso de desertización cuya corrección debe abordarse en extensión y con todo tipo de medidas, tanto hidráulicas como de reforestación, etc. El tema continúa siendo estudiado tanto como la asistencia técnica especifica por parte de la UNESCO con especialistas expertos en estos temas.

 

Silvia Spada. Prof en Historia. Argentina

Compartir