Uniones estables de hecho y su registro en Venezuela

Uniones estables de hecho y su registro en Venezuela

Tratándose el tema  de Uniones Estables de hecho y una de sus especies, Uniones Concubinarias, resulta necesario y pertinente evocar el criterio al respecto, que estableció la Sala Constitucional en sentencia N° 1682 de fecha 15 de julio de 2005, caso Carmela Mampieri Giuliani, exp. N° 04-330:

“…El concubinato es un concepto jurídico, contemplado en el artículo 767 del Código Civil, y tiene como característica –que emana del propio Código Civil- que se trata de una unión no matrimonial (en el sentido de que no se han llenado las formalidades legales del matrimonio) entre un hombre y una mujer solteros, la cual está signada por la permanencia de la vida en común (la soltería viene a resultar un elemento decisivo en la calificación del concubinato, tal como se desprende del artículo 767 de Código Civil y 7, letra a) de la Ley del Seguro Social).

Es decir a la luz de dicha Jurisprudencia,  se trata de una situación fáctica que requiere de declaración judicial y que la califica el juez, tomando en cuenta las condiciones de lo que debe entenderse por una vida en común.

Dado lo expuesto, para la Sala es claro que actualmente el concubinato que puede ser declarado como  tal,  es aquel que reúne los requisitos del artículo 767 del Código Civil,  es decir la unión no matrimonial entre un hombre y una mujer, que han vivido permanentemente en tal estado  y viene a ser una de las formas de uniones estables contempladas en el artículo 77 constitucional.

 

¿Es posible Registrar la Unión Estable de Hecho?

Con la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Registro Civil el 15 de marzo de 2010, admitió la posibilidad de registrar las uniones estables de hecho, así como su disolución, previendo en parte algunos supuestos, como es, la voluntaria manifestación de los interesados de la iniciación y finalización de la unión estable, que deben realizar ante la autoridad competente. Sin embargo, no obsta para que en otros casos deba recurrirse a la vía judicial.

La mencionada Ley Orgánica de Registro Civil, reguló un procedimiento administrativo para los casos en los cuales las personas que decidan tener una unión estable lo hagan cumpliendo con los requisitos de ley para que tenga plenos efectos.

En otras palabras, se incorporaron a las actas que popularmente se conocían en Venezuela (nacimiento, matrimonio y defunción), las actas de uniones estables de hecho, que además de las características generales de las demás actas establecidas en el artículo 81 eiusdem, deben contener las características particulares previstas en el artículo 120 ibidem.

 

¿Cómo puede Registrarse la Unión Estable de Hecho?

En efecto resulta necesario y relevante traer a colación la sentencia 767 de fecha 18 de Junio de 2015, dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la cual asentó los criterios en materia de registro de las Uniones Estables de Hecho,  señalando que la Ley Orgánica de Registro Civil, prevé en el artículo 118 que “la libre manifestación de voluntad efectuada entre un hombre y una mujer, declarada de manera conjunta, de mantener una unión estable de hecho, conforme a los requisitos establecidos en la ley, se registrará en el libro correspondiente, adquiriendo a partir de este momento plenos efectos jurídicos, sin menoscabo del reconocimiento de cualquier derecho anterior al registro” (Resaltado añadido por la Sala en cuestión).

El Artículo 117 de la referida ley prevé: Las uniones estables de hecho se registrarán en virtud de:

  • Manifestación de voluntad.
  • Documento auténtico o público.
  • Decisión judicial.

 

Valor legal de las Actas de Uniones Estables de Hecho

Los efectos que la ley Orgánica del Registro Civil le confiere a las Actas de Unión Estable de Hecho es  de documento público o auténtico (Art. 77), y sus certificaciones expedidas por los registradores o las registradoras civiles tienen pleno valor probatorio (Art. 155).

 

Valor Probatorio del Contenido de las Actas de Uniones Estables de Hecho

 Los registradores o registradoras civiles, de acuerdo con lo preceptuado en el artículo 11 de la mencionada ley, confieren fe pública a todas las actuaciones, declaraciones y certificaciones, que con tal carácter autoricen, otorgándole eficacia y pleno valor probatorio. Así mismo, y de conformidad con lo establecido en el artículo 112 idem, los datos contenidos en el Registro Civil prevalecen con relación a la información contenida en otros registros.

 

¿Es necesario intentar la Acciones de estado para establecer y probar la Unión estable de Hecho o Concubinato?

 Si existe el Registro del Acta de unión Estable de Hecho no es necesario, intentar acciones legales ante los Tribunales de la República. En caso contrario, se requiere interponer una Acción Mero Declarativa para establecer y probar la unión estable.

disolucion de uniones estables de hecho y su registro en Venezuela

Disolución y/o impugnación de las Actas de Uniones Estables de Hecho

 Las actas del Registro Civil constituyen plena prueba, siendo relevante destacar que los únicos medios de impugnación existentes contra las mismas son:

  1. la tacha de falsedad por vía principal o incidental por los motivos establecidos en el artículo 1380 del Código Civil y mediante el procedimiento establecido en el Código de Procedimiento Civil;
  2. la solicitud de nulidad en sede administrativa, la cual sólo puede ser declarada por la Oficina Nacional de Registro Civil, a solicitud de persona interesada, de oficio o por solicitud del Ministerio Público o de la Defensoría del Pueblo, de acuerdo con lo establecido en el artículo 150 de la Ley Orgánica de Registro Civil: a) Cuando su contenido sea contrario a la ley o carezca de veracidad; b). Cuando hayan sido dictadas por un funcionario o funcionaría manifiestamente incompetente o con prescindencia total y absoluta del procedimiento establecido para su expedición y c). Cuando se corresponda a una doble o múltiple inscripción en el Registro Civil.

La propia sala Constitucional  aclaró que por su disímil naturaleza (jurisdiccional y administrativa) ambos medios de impugnación pueden coexistir, no son excluyente.

Por su parte el artículo 122 ´de la ley de Registro Civil, establece las posibilidades de disolución de las Uniones Estables de Hecho: 

“Se registrará la declaratoria de disolución de las uniones estables de hecho, en los siguientes casos:

  1. Manifestación de voluntad efectuada unilateral o conjuntamente por las personas unidas de hecho ante el Registro Civil.
  2. Decisión judicial.
  3. La muerte de una de las personas unidas de hecho, por declaratoria del sobreviviente.

En los casos de disolución unilateral de las uniones estables de hecho, el registrador o la registradora civil deberá notificar a la otra persona unida de hecho, de conformidad con la ley.

Podemos afirmar que resulta de gran relevancia, determinar el valor legal que tienen las actas de las uniones estables de hechos, emanadas del Registro Civil, que lejos de ser una simple constancia de convivencia, da fe pública  de su existencia, el tiempo de permanencia y lugar de cohabitación, elementos existenciales de la misma.

De esta manera, se descongestiona el aparato judicial, ya que no es necesario intentar acciones mero declarativas para demostrar su existencia. Correspondiendo así, la administración pública a la realidad de los fenómenos sociales, como lo es la convivencia de parejas conformada por hombre y mujer, que por su afecto amoroso decidieron permanecer bajo el régimen legal del concubinato equiparado al matrimonio civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *